Me siguen...

Traductor

viernes, 27 de julio de 2012

UN DÍA MAS...

-Quédate conmigo abuela- el dulce clamor del niño enterneció el corazón de la anciana, que feliz lo apretó en su regazo.  De la cocina llegaba el aroma de caldo de gallina, ese que preparaba cuando los niños se enfermaban, fuerte y reparador, era la base del tratamiento junto con el amor.  Refrescaba la cabecita  afiebrada con agua de lavanda entre murmullos de rezos y nanas, solos en la casa con Oki el perro y  el canto de Pepe el canario.  El día era bello, todo saldría bien y extendió el mantel para servir el caldo, con paciencia enfrió el líquido antes de ponerlo en boca del paciente.  En silencio desgajaba la naranja, le sacaba las semillas y ponía en un plato  del que "patitas cortas" se servía y saboreaba, el jugo desbordaba las comisuras, ella disfrutaba del cuadro como él de la fruta.  Era un día mas en casa de la abuela, la magia termina cuando llegan papá y mamá del trabajo y ansiosos lo llevan de regreso al hogar para disfrutarlo y llenarlo de mimos que compensen las ausencias.  Y la abuela regresa a sus silencios, al perro y al canario preparando su tiempo trascendente.

lunes, 23 de julio de 2012

PARA ELÍAS QUE SE FUE CON LA LUZ DEL DÍA DEL AMIGO....

La casa está triste, como esas novias a las que el amor dejó esperando, nuestra espera será eterna como la misma muerte.  Cada uno llora en soledad la pesada lágrima del amigo ausente, la guitarra quedo sin pulso, el cantor de amaneceres calló su voz, ay Elías,  que distinta se siente la vida sin el eco de tus historias, tú que en un abrazo nos contenías a todos compartiendo el afecto de tenernos como amigos. A quien regalas ahora tu vino, la risa y el canto.  La luna espera en las montañas ver tu paso presuroso buscando los paisajes de tu infancia, ignorando que no estas.  Ya no hay regreso, implacable tu destino se cumplió sin darle chances a la vida.  Dijiste -"creo que me muero"- tu cuerpo lacerado se quedó sin fuerzas y alivió el último suspiro.  La palabra AMIGO se hizo enorme en ti, guarda el embeleso de la canción compartida, y la humanidad de un hombre cabal.

lunes, 16 de julio de 2012

GARÚA

Veo en la llovizna una caricia de ternura, esa profusa lágrima silenciosa que cuelga de las ramas sin hojas como indecisas de caer y dejar de ser.  Brillan las espaldas gibosas huyendo del húmedo rodar, las calles de la ciudad se visten de fiesta con el líquido brillo, sonar de bocinas y frenadas en el caos.  Ella indiferente insiste como un ser inocente, ignorando las molestias de los pasantes y cae hasta convertirse en capa pegajosa de restos del ambiente.  Me gusta levantar el rostro y sentir el toque de moléculas fugaces como la nube que las contiene.  Allá voy caminando bajo la fina garúa inspiradora de poemas nostálgicos y grises como el atardecer de la gran urbe, que comienza a devorarse las presencias anónimas que buscan identidad en la intimidad de sus hogares.

viernes, 13 de julio de 2012

EL NIÑO Y EL PERRO

El niño comía la masita con deleite, con la punta de los dedos la tomaba y lamía el azúcar lentamente.  El perro lo miraba, estiraba la pata tratando de llamar su atención pero él distraído en el placer del sabor ignoraba al animal.  Cuando casi acababa la dulzura dejó un trocito  para su "amigo" que se abalanzó sobre la mano arrebatando  la galleta que de un bocado engulló, esta vez el niño acarició al perro y siguieron su paseo.  Miraba a ese par compartiendo la tarde, uno saltaba en un pie tratando de no pisar las baldosas rojas, el otro enarbolaba el rabo  y ladraba celebrando la hazaña.  Era una relación amable los unía el compartir del amor y la alegría, atados entre si por un mutuo sentimiento de lealtad.  Sentados en el umbral de la casa también compartían los silencios , solo las miradas dialogaban el asombro del vivir.  La niñez es ese tiempo de la vida en que vemos el mundo a través de la magia de la fantasía, y esperamos crecer para abrir todas las puertas.  El niño musita al oído del can -Cuando yo sea grande...-  la invisible boca del destino se abrió en una sonora carcajada.

martes, 10 de julio de 2012

GUSANOS DEL TIEMPO

La nebulosa deslizaba su blancura ignorando la oscuridad y el gélido ambiente, tomaba formas de mujer en ropas etéreas y luminosa cabellera.  Era esa dimensión en que el asombro convertía al misterio en belleza.  El observador no se movía, apenas respiraba por temor a que la imagen se volviese hacia él, esta situación acontecía desde una noche de insomnio en que al bajar las escaleras la vio en el centro de la habitación en una búsqueda silenciosa trajinando los espacios.  Así la imagen lo fue atrapando en un juego de amor y pasión, sus días se hicieron sombríos y vacíos esperando la noche.  El vampírico idilio prosperó en el tiempo sin horas, consumiendo las fuerzas del hombre que poco a poco abandonaba la materia atraído por la imagen de medusa, que lo iba envolviendo en helado cerrojo.  Las crónicas hablan de esta circunstancia que venció a la ciencia al no encontrar explicación a la desaparición del hombre.  Me pregunto si las personas desaparecidas que están en las cajas de leche o en medios de prensa, no habrán cruzado el puente de "gusanos del tiempo" quedando atrapados en  su energía por siempre.

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.