Me siguen...

Traductor

sábado, 27 de octubre de 2012

GUERRAS URBANAS

El sol se inflamó de rojo pintó la tarde de fuego
y los ánimos promiscuos estallan en lucha por dominar las sombras
hombre y miseria libran batallas por permanecer
calles de horror y muerte despiden existencias sin regreso
la luz del alba ilumina rostros desolados
seres excluidos donde el caos pone cadenas a sus vidas
cerrojos impiadosos del  poder
negocia el hombre sin piedad a la plebe sometida
promesas de triunfos pasajeros que se llevan consigo
la moral y dignidad del rey de la creación

viernes, 19 de octubre de 2012

MÚSICA DE AMOR

Silencio estremecido por música de goces
los velos de la noche se rasgan dando paso al amor
se retira pudoroso el espacio sin sonidos
liberando los acordes que agitan los latidos
silencio y armonía
juegan a ganarse los vacíos y reinar

miércoles, 17 de octubre de 2012

DESOLACION

Hoy sentí la muerte y tu no estabas
tuve miedo
de no verte de romper viejas promesas
de partir después de ti
tuve miedo
al fracaso de mi fuerza
de mi luz y de tus ruegos
las fauces de oscuros corredores
emiten gritos de victoria
sobre ellos la muerte se desliza
arrastrando cuerpos inmolados
tuve miedo
y tu no estabas

miércoles, 10 de octubre de 2012

FETICHE

Se preguntaba que tenían los pies de la mujer que no podía dejar de mirarlos, le atraían, los acariciaba, besaba...  ¿estaría enfermo?.  Analizaba la anatomía de los miembros y no tenían nada  diferente al resto de los humanos, solo que él estaba  prisionero de ellos, de estos pies amados, deseados, complacientes.  La dama burlona lo dejaba hacer, toda ella era fruto de la generosidad estética de la Divina Providencia y su amante solo sentía atracción por sus pies.  Veía la transformación erótica en él mientras hablaba, seducía, acariciaba tomándolos en sus manos como amorosas palomas necesitadas de cariño, que al darlo encendían su pasión.  Y así como una ola de ternura trepaba el amante su cuerpo dejando en cada poro una caricia, convirtiéndose en adorador del amor, seducido por los pies.  La parte mas lejana de su corazón y razón, a la que solo él sabía dar vida propia.

viernes, 5 de octubre de 2012

NOCHE DE LICÁNTROPOS

Dicen que en noches de plenilunio se aparean los licantropos, los ojos amarillos sufrían la espera ocultos en el follaje veían mutar su esencia.  Estremecido y afiebrado,  la razón y los sentidos sobredimensionaban la percepción.  Los efectos de Celene eran fuego en sus entrañas y en la boca, le urgía el acto conservador de su especie y la sed de sangre fresca.  Su lomo brillaba en un manto oscuro  de sudor que marcaba su terreno, el viento le trajo los almizcles y supo que su festín había llegado.  Comenzó el cortejo de dominio, de mordidas sangrantes que avivaban el olfato acelerando el bestial rito, lamieron sus heridas y salieron, ella a gestar la espera el a dominar la espesura antes que llegue el alba.  El día los encontró serenos, le resultaba gratificante el contacto con la piel suave y blanca de la mujer, se miraron prometiéndose la entrega cuando Natura llame a sus cuerpos a unirse bajo la luz  de la luna.

lunes, 1 de octubre de 2012

PEQUEÑITA CRÓNICA URBANA

Sintió el ardor quemante del acero entrar en su cuerpo, vio la mirada de su atacante reconociendo esa furia en la mano que blandía la navaja.  Mientras caía se dijo -así que esta será mi muerte...-  morir por nada, ni nadie, ser un acto numerario en las estadísticas.  La sangre se derramaba, corría por las baldosas abandonando sus vasos sanguíneos  el pequeño río dejaba a su paso minúsculas fibrillas de coágulos,  ya casi no fluía.  Una hormiga asombrada agitaba sus antenas tratando de descifrar el obstáculo en su camino, un curioso se agacho y fijó los ojos en los suyos ya sin movimiento - este hombre murió- dijo.  Yo mismo sentía la masa de mi existencia inerte y despojada.  Las hormigas animadas por la quietud y frialdad comenzaron a trepar el cuerpo, el curioso sintió su zapato adherido al piso al espesarse la sangre que pisaba.  Llegó la morguera y en una sucia bandeja de latón pusieron el cuerpo y se lo llevaron.  Una vida sin historia trascendente, una persona común, igual que el matador, despareció en la tragedia de un encuentro que nadie sabe por que sucedería.  Solo fue la muerte que paseaba disfrazada de fracaso y ambición,  y se cargó al primero que encontró.

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.