Me siguen...

Traductor

miércoles, 30 de enero de 2013

ADELFA

Los panículos de sus nalgas se movían al compás de su agitación anímica, ella siempre despertaba al microcosmos que la rodeaba con su exuberancia física y de carácter.  Ese día era especial, Adelfa celebraba su cumpleaños y todo el  pueblo estaba feliz.  Era la comadrona y de alguna manera todos le debían el buen nacer.  Las mujeres preparaban los festejos y las farolas de colores ya esperaban la noche, el pueblo olía a manjares.  En su interior Adelfa tenía una sombra, la Milicay estaba gruesa y su fecha estaba próxima, las primerizas solían desorientarla ademas hoy cambiaba la luna...       La música dulzona de la acordeona invadía la noche, las risas, los abrazos, el baile, eran tan bonitas las fiestas de Adelfa.  Todo el pueblo estaba y también la Milicay que no se perdía valsecito, solo valsecitos dijo la partera y en un valseado rompió la fuente y regó de vida el patio de tierra.  Hicieron lugar en una mesa pues todo se precipitó, Adelfa comenzó el trabajo y seria anunció a los presentes  - viene "cruzao" -  la joven madre gemía entre rezos y exabruptos.  Ordenó al músico que tocara fuerte el instrumento, fue cuando el grito desgarrador de la joven anunció que la experta había acomodado al por nacer y la dejó descansar al compás de la musiquita.  Los asistentes rodeaban la mesa silenciosos, el mantel comenzó a teñirse de rojo, apuró a la madre en los pujos y el alumbramiento comenzó, coronó el niño su vida asomándose al mundo, ella lo recibió en su delantal, sus bracitos batían el aire y la lengüita temblaba en el llanto de su primer vagido, todos aplaudieron a los protagonistas entre lágrimas y risas.  Y siguió la fiesta y el baile festejando la vida y sus instrumentos, los hombres.

19 comentarios:

  1. Qué dolor, pero que buen cumpleaños !!
    Precioso.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Querida Amalia: Estupendo tu homenaje a las comadronas, cuyo conocimiento ancestral ha ayudado a aterrizar en este mundo a muchos. Es mucho lo que les debemos y muy poco el reconocimiento que les hemos dado. Un caluroso abrazo.

    ResponderEliminar
  3. que chamamé, a toda acordeona
    y otro más, pa'l peonaje
    precioso!
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Me gusto tu relato. Besitos fuertes.

    ResponderEliminar
  5. Amalia:
    Hermosa realidad la del pueblo, allì todo es màs natural y simple, el trabajo màs hermoso de una mujer, es homenajear la vida, rendirle tributo a la comadrona.
    Un relato para sentir una fiesta interior.
    Besos miles y gracias por acompañarme cuando màs necesito de la amistad.

    ResponderEliminar
  6. Un cumpleaños lleno de dolor pero tambien de felicidad. Hermoso relato a las mujeres que nos ayudan a parir.

    Muchos abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Mejor que haya sido así de rápido y no en un hospital.

    Me gustó mucho este relato Amalia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Un relato que me mantuvo en un hilo, estremecedor y lleno de suspenso, pero muy bello, recordando la vida en los pueblos.
    Amiga te dejo un abrazo grande.

    ResponderEliminar


  9. Me gustaría ser una gota de lluvia,
    Para nacer al borde de unos bellos ojos
    derramarme por la luz de las mejillas
    y romperme en la silueta de los labios,
    para iluminarte con una sonrisa cada mañana.

    ¡¡Un feliz y radiante fin de semana te deseo!!

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
  10. Un canto feliz a la vida, al optimismo, a la capacidad de encontrar recursos y salir airosos.
    Me gustó, querida Abu, muy evocador.
    Te abrazo bien fuerte.

    ResponderEliminar
  11. Gracias amiga por tu visita Abu. Estaremos en contacto. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  12. Qué hermoso cuento, tal vez realidad, bellísimo homenaje a la mujer que siempre estaba
    dispuesa a ayudar a nacer, precioso Abuela. Mi cariño y admiración sin límites. Acá, ya
    no existen comadronas en los pueblos. Han desaparecido. Hermoso homenaje a ellas.

    ResponderEliminar
  13. Hola querida abuela, otra vez estoy disfrutando de tus maravillosos relatos, cuentos, poesías y mas, gracias por compartir, un fuerte abrazo para ti, con cariño. Lola Barea.

    ResponderEliminar
  14. Buenas tardes.
    Un relato lleno de alegría y vida.
    Perdona mi tardanza, he estado muy ocupada y poco en el ordenador.
    Un beso, Montserrat

    ResponderEliminar
  15. Feliz nacimiento y bien por las parteras que ayudaron a ese nuevo ser. Saludos estimada y apreciada abuela

    ResponderEliminar
  16. Siempre tus cuentos son preciosos Abu. ¿Sabes?, cuando acabo de leerlos cierro los ojos y me recreo en ellos. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. ABUELA!!! extrañaba tus cuentos... es en verdad grandiosa la forma en que me has transportado hacia la imaginacion.. y es maravilloso esta entrada!! te mando un abrazo muy muuy grande!!! y un beso muy muy muy grandote!!! hasta luego :)

    ResponderEliminar
  18. Curioso relato, Abuela: mucha imaginación la tuya, puesta a disposición de tus letras. Me gustó.
    Saludos...

    ResponderEliminar

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.