Me siguen...

Traductor

lunes, 29 de diciembre de 2014

AÑO NUEVO...

Todos los años para esta fecha, hasta los mas escépticos, nos aferramos al pensamiento mágico de que el año que comienza sea el mejor de nuestra vida, o al menos distinto al que dejamos atrás.  Aun dudando de nuestros deseos, cuando dan las 12 nos aferramos a los abrazos y los besos como si fuera la misma suerte quien nos devuelve las muestras de alegría y de cariño y sonamos las copas y reímos, a veces lloramos.  Hasta que nos calmamos y vemos que aun somos los que eramos, los mismos.  De a poco el nuevo calendario va haciéndose cargo de nosotros y simulando esperar los resultados de nuestros deseos, seguimos ignorando que el secreto de recibir está en el dar.  Por ello queridos blogueros, nosotros que nos profesamos una amistad tan singular, que sentimos los valores a través de las letras, sepamos sembrar con ellas, no el cambio del mundo, solo el deseo seguir luchando por ser cada día mas optimistas, no afirmar y confirmar el desánimo en los demás.  Recordemos que las emociones se contagian, seamos transmisores de esperanza y sentimientos de amistad.  Amigos míos los abrazo y el año que comienza nos encontrará unidos en estas preces.  

miércoles, 17 de diciembre de 2014

NAVIDAD

El "espíritu de la Navidad" cada año se aleja mas de nosotros.  Los conflictos del mundo, las miserias del Hombre, la inutilidad de los gobiernos para conservar las tradiciones y propagar la cultura, banalizan los principio que nos hicieron ser alguna vez una sociedad obligada a cumplir con el bien común.  Pareciera que el fantasma de la anósmia esta en cada uno de nosotros.  Queridos colegas y amigos de internet, de "la abuela", siento mas que nunca la necesidad de comunicarles la lucha por conservar el acervo de cada aldea del mundo donde vivimos, las leyendas y mitos que hicieron de nuestras infancias el tiempo que nunca olvidaremos, y que en momentos de tribulación nos ilumina. Alentemos en nuestros niños el sentimiento de la ternura navideña; que por una noche nos regrese a nuestra verdadera esencia de seres nobles y humanos.  Buena Navidad a todos, en todos los credos, los abrazo y los siento conmigo cuando veo sus rostros sonrientes en mi portal. Mi regalo a todos es la Esperanza...

miércoles, 10 de diciembre de 2014

LOS NIÑOS CRECEN Y LOS MILAGROS DESAPARECEN...

Mis nietos jugaban a las cartas; entre risas me recordaban la llegada de la Navidad.  Joaquin saltó en la silla dando un grito  - ¡ vivaaa ¡ -  me llamó la atención que el festejo de los mayores no fuese tan expresivo. Será la concentración en el juego,  pensé, y seguí limpiando mis plantas.  De pronto, a coro me avisan: abuela, nosotros ya sabemos, mientras seguían repartiendo cartas y el mas pequeño hacía planes para la lista de pedidos al Niño.  De nuevo el coro: abuela, ¿ nos entendiste? nosotros ya sabemos toda la verdad sobre el Niño y los Reyes...-  Los miré muy seria y callaron; les prohibí que avisaran a Joaquín. A ustedes les gustó creer; dejen que él también viva su tiempo feliz- .  En ese momento miraba a los mayores y sentí que habían perdido la mágica inocencia de los divinos viajeros de Nochebuena y Reyes.  Se fue la emoción de la espera, de buscar sus nombre en los regalos, saber si se produjo el milagro del regalito una vez mas.

lunes, 1 de diciembre de 2014

MUERTE DE HACHERO

La campana tañe a muerto. Es lenta, parece que luchara por dar el próximo toque.  Con cada golpe se corta el silencio en un tajo que se extiende hasta el último vibrato.  Es un cortejo lúgubre y mísero formado por humildes hacheros. No hay mujeres ni flores.  Desde el atrio de la capilla, el cura con un ramo de olivo,  bendice desde lejos y al paso al muerto.  El humilde ataúd fue hecho por ellos de listones de corteza que olían a savia fresca.  La fosa esperaba con su boca roja; bajaron el ataúd acompañando con la música de un acordeón y la voz melancólica  del ejecutante dando a la ceremonia cierta sagrada religiosidad.  El grupo de hacheros regresaba cuando la bruma cubría los campos desnudos de quebrachos. Desde algún árbol lejano el canto del crespín erizó los corazones; la noche sería larga con el ave desgranando su pena y las lechuzas haciendo gala de mal agüero . . .

Entre Chivitos

Entre Chivitos

Mateando

Mateando
Se ha producido un error en este gadget.